+1 809 566 0948 info@centrovidayfamilia.com

Artículos

En estos últimos meses, diciembre, enero y febrero, las consultas psicológicas y demandas terapéuticas han fluctuado en un paralelo amplio entorno al dolor emocional que causa una ruptura amorosa, éste paralelo incluye frases como “siento un fuego, doctora, uno que me quema el pecho” en la que en este caso, la empatía terapéutica empieza a funcionar apelando a la memoria para recordar cómo se siente una quemadura, que, en el momento en que se logra conectar con la sensación, te descubres haciendo una mueca de dolor, que inmediatamente te ubica en la sensación de él o la paciente. Esta mujer que cito estaba sentada frente a mí y acompañaba esta frase con las manos puestas en su pecho, lloraba “estoy mal, esto no es normal, me duele”

Tengo VIH…sigo siendo humano

“Yo no soy VIH…soy pendenciero, amiga, amorosa, distraído, divertida, zurdo, ocurrente, obsesivo, trabajadora, bonachón…Soy más que el VIH” (Anónimo)

Hipocondría

CADA VEZ QUE SIENTO ALGO EN MI CUERPO ME ALARMO POR CREER QUE ES UNA GRAVE ENFERMEDAD: HIPOCONDRÍA.

Un temor intenso a estar padeciendo una enfermedad grave puede llegar a interferir con nuestro desenvolvimiento diario, podemos pasarnos todo el tiempo pendientes a las sensaciones en nuestro cuerpo e imaginar ¿qué podría estar pasando? Lo que nos lleva a realizarnos múltiples análisis y visitas a diferentes médicos para asegurarnos de que así no sea, saliendo siempre todo negativo y con la gran duda de ¿qué pasa?

Las relaciones de pareja plantean un escenario difícil de sostener a largo plazo. La evidencia de esto es palpable, y todos somos testigos de las múltiples rupturas conyugales que a diario se generan. Sin embargo, la gente continua formando relaciones sin reflexionar sobre lo que implica vivir en unión con otra persona.

En las familias funcionales las relaciones son en alta medida definidas por esa proyección al futuro compartida por los miembros que es el proyecto común, en este caso el proyecto familiar; comprendiendo éste tanto los objetivos que tienen que ver con la compensación de los requerimientos de la supervivencia y salud física como  los que satisfacen las necesidades del crecimiento y bienestar integral de los mismos y, de manera muy importante, aquéllos relacionados con la anticipación de logros individuales y/comunes en cualquier área de desenvolvimiento asociada a la realización personal o al crecimiento o disfrute del grupo en conjunto.